Los equipajes más raros de pasajeros de líneas aéreas

En el mes de julio, la línea aérea Virgin Atlantic realizó un estudio fuera de lo común sobre el tema de los objetos más raros que trataron de llevar consigo en su equipaje los pasajeros de vuelos. Han sido incluidos tanto los objetos que pasajeros trataban de llevar como equipaje a mano como los que trataban de entregar al equipaje documentado normal.
En esta calificación improvisada, el primer lugar se puede otorgar a un pasajero del vuelo Nueva York-Londres que trataba de documentar y entregar un troceo completo vacuno envuelto con cuidado en película de plástico. Y otro turista que viajaba del Reino Unido a Sudáfrica, quiso llevar con él una tina de baño por lo que trataba de entregarla como equipaje documentado en el aeropuerto.
Un pasajero de Las Vegas trajo de su casa un refrigerador con alimentos, tal vez por miedo de sufrir un ataque de hambre durante el vuelo. Los clientes de la aviacompañía Virgin Atlantic trataban de pasar el chequeo con unos pececitos en las bolsas de plástico llenos de agua, unas llantas de automóvil, una cabecera de cama y otros objetos raros.  
Y en el inicio del 2017, los directivos de la compañía aérea permitieron a un pasajero que llevara consigo unos 15 kilos de crepas que le había preparado su madre.